Foco1

Jaime Pereira en su post, con una redacción deliciosa, nos recuerda que algunos aspectos de la vida personal se van resintiendo “por culpa” de la vida profesional y cómo el comentario de una panadera despierta la consciencia y pone sobre el tapete una pregunta interesante:  ¿”La cara de vacaciones se puede conservar todo el  año”?  Los jefes y los que no lo son,  pueden hacer mucho por la cara de las personas.

 

POST RECOMENDADO: “Se acabaron las vacaciones. Vuelta al trabajo y carta a mi Jefe” por Jaime Pereira (blog)
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *