Enlace al artículo.

“Cuando tu primera impresión te impide hallar una solución mejor”.

La toma de decisiones  es un caballo de batalla para muchas personas pues con frecuencia se produce un debate interno entre la necesidad de que la decisión sea la mejor y la parálisis de no tomar ninguna por seguir buscando  y buscando opciones.

Son más las ocasiones en las que tenemos que facilitar a las personas salir de bucles que no permiten tomar la decisión proponiendo reflexión sobre los inconvenientes de no dar el paso, regulando el impacto de las dudas imaginando el peor escenario, o contraponiendo las posibilidades de error con la aceptación y el aprendizaje.

El efecto “Einstellung” , (significa instalación), pone el foco en otro sitio: cuando se toman las decisiones desde la primera impresión. En este punto el artículo propone una solución interesante para evitar caer en el bloqueo de tomar decisiones basadas en creencias, intuiciones engañosas o ideas preconcebidas privándonos de una visión amplia del problema:

Cuando toma decisiones en estado de egocentrismo, tiende a sesgarlas a causa de la amenaza a su ego, y a menudo se angustia tratando de hallar una decisión ideal en todas las dimensiones posibles. Cuando, en cambio, se concentra en otras personas, como por naturaleza hacen los generosos, tiende a preocuparse menos por su ego y por detalles minúsculos; percibe el cuadro completo y prioriza lo que más importa a los demás.Con menos ego y más generosidad. (Adam H. Grant en su libro Dar y Recibir)

¿Podemos extraer que es importante incluir en el proceso de tomar una decisión la reflexión sobre la primera impresión  que nos llega de algo o alguien,  y sopesar en ella la cantidad de ego  y la calidad de los juicios que tenemos?

 

Lectura recomendada: “El efecto Einstellung” por Sergio Parra
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *